Te confieso, Gabriel. 

Puedo confesarte por acá, para no tener que decirte frente a frente, que aún tengo miedo. 

Que afronto con temor un año más tuyo, sin saber nada lo que se nos viene, solo sabiendo que quiero hacerlo. 

Puedo decirte que aún no tengo cancha al momento que voy a recibir tus informes del nido, siempre entro nerviosa y salgo diciendo: puedo hacerlo mejor. 

Sigo equivocándome cuando te corrijo y cuando te hablo las cosas tal cual son. Sigo sin poder controlar a veces los gritos y no hay nada más pesado que dormirme con las ganas de otro beso más y unos cinco te amo que salgan de tu boca. 

Puedo confesarte que yo también le tengo miedo a la oscuridad, que hasta antes que tú llegues me iba donde la yeya a dormir con ella porque me imaginaba cosas y que a veces te paso a mi cama “para acompañarte” cuando en realidad quien no quiere estar sola soy yo.

Te confieso que no sé cómo te pido que seas paciente o que no te afecten tanto las cosas cuando yo también me molesto cuando algo no sale como quiero y soy la persona más emocional del mundo. 

Te puedo confesar, mi amor, que realmente no sé cómo hacemos. Que hay días que lo único que pienso es que no lo voy a lograr, y llego a abrazarte para que tú sin decirme nada, me digas que acá estás para mí, cuando yo soy quien debe cuidarte de esa manera tan perfecta. 

Y aunque mami no sepa tantas cosas, y no pueda resolver cada situación como quisiera, sabe que algo es cierto: que quiere seguir siendo tu mejor amiga el día que puedas leer esto y en adelante. Sabe que con miedo, las cosas salen mejor y se hacen más desafiantes, poniendo a prueba todo lo mejor de nosotros dos.

Y sé, que a tu lado nada puede estar mal si así lo decidimos. Eres mi luz, mi angelito que llegó a cuidarme, eres quien atenúa mis miedos y el amor más grande que puedo sentir,  Eres por y con quien quiero luchar siempre.

Te amo, mi chiqui bello. 

Mami 

Anuncios

Un comentario en “Te confieso, Gabriel. 

  1. Daniella dijo:

    Qué hermosas palabras para tu hijo. Me has conmovido tremendamente. Fuerza mami, que por los hijos se puede todo. Son la fuente más pura de energía de amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s