¿Es necesaria la aplicación de FLÚOR?

El flúor es muy aconsejable para prevenir las caries dentales. Este producto otorga tres beneficios a los dientes: aumenta la resistencia del esmalte, es antibacteriano, o sea, que actúa frente al crecimiento de bacterias que producen el sarro, y permite remineralizar la capa del esmalte.

El fluoruro previene las caries de dos formas:1

  • Se concentra en los huesos y en los dientes en desarrollo de los niños y fortalece el esmalte de los dientes de bebés y adultos antes que erupcionen.
  • Trabaja en los procesos de desmineralización y remineralización que naturalmente ocurre en la boca. Después de comer, la saliva contiene ácidos que ocasionan la desmineralización: una disolución del calcio y el fósforo que se encuentra debajo de la superficie dental.

 

En el Centro Odontológico Hada de los Dientes se recomienda aplicar flúor, desde que el niño cumple 1 – 2 años de edad y desde entonces hacerlo cada 3 – 6 meses, dependiendo del riesgo de caries de cada persona. La aplicación del flúor también es un procedimiento senc2illo y que no produce molestias ni a los niños ni a los adultos.

Se aplica y luego se recomienda no comer ningún alimento ni tomar agua durante 30 minutos a 1 hora para que su acción sea más intensa. La aplicación de Flúor es complementaria a la colocación de sellantes de fosas y fisuras, pues mientras el flúor actúa protegiendo las superficies dentarias lisas, los sellantes se introducen en las hendiduras llamadas fosas y fisuras, para evitar que los restos de alimentos y las bacterias penetren en ellas, cariando el esmalte dental.

Te esperamos para poder atender a tu pequeño en este y otros temas.

Separa tu cita a través de nuestro Facebook Hada de los Dientes llamando al 949968931 – 2248910

Dra. Agueda Cáceres.

3

Cómo me ayudó el divorcio

Ser hija de padres separados muchas veces puede ser muy difícil. Sufres porque es lógico que toda niña e incluso adolescente quiera tener a su familia unida, ambos padres en casa y no tener que compartir tiempos separados. Mi oración de los domingos en misa era pedir que volvieran. 

Lo que no sabía es que me estaban regalando mucho y ahorrando momentos difíciles.

Un día llegaron a decir que “yo era una niña con problemas psicológicos porque venía de padres separados” (no sabían que mis fallas técnicas venían de otro lado) y la verdad es que más que fastidiarme, me dolió pensar que se atrevieran a juzgar a mis padres. Cuando todo lo que han hecho, a mí sólo me ha hecho bien, sobretodo tomar la decisión de divorciarse.

Sí, duele, duele mucho. Y de niña no comprendes muchas cosas, pero ahora entiendo todo mejor. Mis papás necesitaban una paz y tranquilidad que juntos no encontraban. Yo nunca vi una falta de respeto entre ellos, y recuerdo mucho que cuando mi papi me hablaba de la relación lo hacía con agradecimiento, diciéndome que siempre cuide y valore a mi mamá.

Y a su manera, mi mami me enseñaba que esté siempre pendiente de mi papá como hija, que aproveche el tiempo con él y hasta ahora me dice que trate de entender sus maneras y decisiones.

Jamás vi una pelea entre ellos, y creo que eso mantuvo mi ilusión que regresaran, porque para protegerme no me mostraban la realidad. Mis papás me enseñaron a respetar de todas las maneras, a ser padre cada uno a su estilo y trato de absorver lo mejor de los dos para ser mejor mamá.

¿De qué les servía seguir juntos sí no eran completamente felices? No sólo pensaron en nosotros, sino en ellos mismos y en su futuro. Estoy segura que después de su decisión, fueron mejores papás y personas. 

Con sus errores y miles de aciertos, me regalaron una familia y dos eternos amigos. Y después de 16 años, llevan una relación de la cual me enorgullece y admiro. Tal vez sin saberlo, forman un equipo de apoyo increíble para mí. 

Y ademas, son los mejores abuelos del mundo. 

Los amo, mi brujita y mi chichobelo. Gracias por tanto. 

   
(este año la foto actualizada)

Limpieza bucal para tu bebé

1

Las bacterias provocan caries – transforman el azúcar del alimento en ácido dañando los dientes. Sin embargo, los microrganismos no se forman en la boca del bebé, sino que se transmiten a través de la saliva – generalmente por los padres. (Soplando la comida, besitos en la boca, probando la comida con la cucharita del bebe)

Al nacer, ya están formadas las coronas de los dientes de leche aunque no aparezcan en boca. Los primeros dientes pueden verse generalmente entre el sexto y el octavo mes de vida.

Una higiene bucal correcta

Sin títuloUna higiene bucal correcta se inicia a partir del nacimiento. Inicialmente se adecúa una gasita humedecida en agua hervida tibia para limpiar las encías del bebé, acostumbrándolo de esta manera a la limpieza y protección diaria.

Ni bien aparece el primer diente Ya debe concertarse la primera visita al odontopediatra y los padres deben cuidar los dientes de los pequeños con cepillos de dientes especiales llamado dedal (Si el bebé toma medicamentos, será el odontólogo quien decida la necesidad de visitas mas seguidas

 

Posiciones para la limpieza

  • 3Para realizar la limpieza bucal, el bebé está acostado sobre el cambiador o en su cuna. Resulta más fácil la limpieza si los padres levantan suavemente los labios del bebé.
  • Si el bebé está sentado en su silla o sobre el regazo, es tiempo de comenzar con “la posición del corazón“: Uno de los padres está de pie detrás del niño tomándole cariñosamente la cabeza con su mano izquierda. De esta manera el niño está recostado sobre el pecho y oye el latido del corazón de su progenitor. Con el índice izquierdo el adulto levanta el labio del niño y limpia los dientes con la mano derecha.