¡FELIZ DÍA!

Todos los días desde quincena de abril aproximadamente, veo anuncios, propagandas, vídeos y mucha publicidad sobre la mamá. Y una muy en particular me encanta: “Ser mamá me cambió” y si bien no es la más creativa o la más complicada, es la más cierta.

20140506-201901.jpg

Y es que, cuando eres mamá tu vida da un giro de 360 grados. Tu cuerpo cambia, tu paciencia aumenta (y a veces desaparece), tu economía es diferente, tus gustos se convierten en talla 18 meses en lugar de talla S/M. Tus ojeras aparecen, tu espalda aguanta kilos de kilos, tu salidas son más al parque de juegos que a reuniones con amigas. Tu ritmo de comer es 40% más rápido y en tu cartera dejas de meter un bolsito de maquillaje por meter pañitos húmedos y pañales de emergencia. Tu agenda está más llena de citas al doctor, vacunas o santos infantiles que de las mismas tareas de la universidad o el trabajo.
Tus días son más bonitos, tu sonrisa se hace más grande, tu vida tiene más sentido, tus ojos se iluminan con sus nombres, tus triunfos son los de él/ella, tu amor ya no tiene límites.
Tu mente piensa doble al trabajar/estudiar y pensar en tu hijo/a. Tú te sientes completamente llena por ser mamá. ¿O no?
“Ser mamá es un plus”, es un reto. Un reto donde aprendes mil y un cosas que probablemente, no sabías hacer.

Y ser mamá joven, es un reto aparte.
Un desafío diario y un conjunto de pasos que llegarán al triunfo cuando te veas realizada con un hijo feliz y se pueda decir ¡lo logramos! Y juntos.
Pero cada mamá ya tiene un gran mérito sólo por el hecho de serlo y por haber asumido este gran desafío que Dios te lo dio con un lazo y envuelto en nada más que tu pancita. Por eso, quiero decirle feliz día a cada mamá diferente: a quienes luchan día a día y no paran de trabajar tan sólo por el bienestar de él/ella. A quienes son las mejores amigas del mundo, las más divertidas. A las mamás que también son papás (especialmente a una de mis amigas, a quien admiro inmensamente y tiene un hijo bello como Fran!). A quienes están lejos de sus hijos por algo mejor. A quienes asumieron el reto más grande de todas las mamás y trajeron al mundo a los niños más dulces y llenos de amor, quienes tienen ese corazón especial. A esas mamás abuelas (mi má) que sólo faltó parir a los hijos de sus hijo/as. A las mamás del cielo, y a quienes tienen a hijos allá. A mamis jóvenes como yo, que aún están aprendiendo todo en el camino. A los papás que son mamás ¿por qué no?. A las que son mamás con panza aún. A las tías mamás, suegras mamás. A las mamás que se dividen en 4 para hacer todas las cosas de la casa y logran hacer todo bien.

1545935_10152292507386075_1817869393869467401_n _DSC2880

 

A cada una de estas hermosas mujeres y a las que tienen otras características, que tengan un domingo increíblemente lindo y su principal regalo (cada uno de sus hijos) las llenen de felicidad siempre y todos los días. ¡Feliz día de la madre!
Pero sobretodo feliz día a la mía que aunque ya la mencioné antes, no sólo tiene su propio reto, sino que asume conmigo el mío. Eres la mejor.

IMG_0266