Mi patito al agua!!

Acabo de salir de la ducha feliz!! Estoy segura que a Gabriel le encanta el agua (o la lluvia). Dejé que le caiga todo el agua de la ducha en él (o sea en mi panza!!) y lo único que hizo fue moverse y no parar de revolotear! Y aún sigue dando vueltas, parece que quiere más aguaa!!

Ojalá le encante la tina, y de aquí a unos años espero muy pronto meterme al mar contigo! Seguro te va a encantar igual que a mí.

Mi hijo es lo más lindo ♥

Anuncios

Y ahora no sé qué haría sin ti.

Antes tenía tanto miedo de traer a Gabriel al mundo. Primero, por el dolor físico que esto consta; pero eso era lo de menos al saber que una responsabilidad ENORME llegaría a mis brazos. Y ya de por sí ser mamá es una gran responsabilidad, ser mami a los 18 es aún más escalofriante. Nunca estuve acostumbrada a preocuparme por algo más que no fueran mis estudios, mi bienestar, porque no el de mi familia y de los que mas quería. Pero ahora, ahora se debe dejar en puestos siguientes a estas preocupaciones para poder crear una prioridad.

La verdad es que tenía tanto miedo de cómo reaccionarían mis papás (que por cierto han sido los mejores), cómo lograré sacar a Gabriel adelante, cómo crecer en un 2×3 para educarlo, cómo reaccionar ante cualquier problema y cómo sobreponerme a las cosas no tan bonitas. No es lo ideal que estas cosas lleguen a tu cabeza a esta edad, pero ahora no sé qué haría sin esta lagartijita dando volteretas en mi panza. 

Pretendes ser una mejor persona, ya no sólo por uno mismo, sino más que todo por él; con todo el amor del mundo educarlo y hacerlo feliz a la vez. Pero sobretodo, para que sea mejor persona que uno mismo, que aprenda de ti sobre lo que debe y lo que ya no se debe volver a repetir. Lograr formar un hombrecito, un ser humano increíble: tarea difícil, pero no creo que imposible!

Solo quiero decirte, Gabriel, que si algún día llegas a leer esto, sepas que eres el motor más intenso que una persona puede recibir. Ya no me das la opción de elegir si quiero ser o no fuerte, simplemente tengo que hacerlo y aprender mucho para enseñarte a ti. Te amo con todo el corazón (Y, por ahora, con los dos corazoncitos que tengo en mi cuerpo) 

Algo nuevo

Pronto seré MAMÁ y todo el tiempo que pasó desde que supimos que iba a traer al mundo a Gabriel, pasaron muchísimas cosas en mi vida, se encontraron sentimientos opuestos y se adelantaron proyectos que aún no pensaba realizar.

Si bien ya soy mayor de edad, tengo infinitas cosas que aprender y que aún no sabía que tenían que pasar antes que el pequeño Gabriel se aloje en mi panza. Aún tengo una parte de niña, la cual jamás la perderé, no tiene nada que ver con los años;  pero comienzo a pensar que solo debo aplicarla al momento de jugar con él a que es un súper héroe invencible.

Lo cierto es que, tras la noticia de la venida de mi ratón, mi cuerpo comenzó a cambiar más rápido que cuando empecé la pubertad, pero sobretodo, mi mundo tan solo giraba alrededor de esta pulguita. Todas mis decisiones ahora tenían que ser diferentes.

La experiencia de ser mami transformó mi vida, cambió la rutina, cambio EL PLAN, dejé muchas cosas y me adapté a otras más grandes. Pero la verdad es que, cada día estoy aún más segura que Gabriel hizo que el amor que puedo albergar crezca tanto como para entregarle todo exclusivamente a él.

Llegó de sorpresa e hizo que entráramos en pánico sobre qué nos venía de ahora en adelante. Por mi mente pasaron mil cosas que solo enredaban mis ideas y sinceramente, hacían que me asuste más. Pero la verdad es que nunca me detuve a pensar que ahora y nunca más voy a estar sola y esa pequeña cosita formada con nada más que amor, sería ahora la razón mas grande para luchar, para ya no pensar en uno o dos, sino ahora en él. Ahora hay un motorcito enorme por quien ser feliz, y es hoy, y cada día que pasa revoloteando en mi panza que sé que sólo va a traer alegrías en la vida de muchos, pero sobretodo en la mía.